AAARGH! Esa exclamaci√≥n suele ser un ritual importante por la ma√Īana de cualquier lunes. No quiero ser Garfield –aunque adoro la lasa√Īa–, pero ¬Ņqu√© tienen los lunes que pesan tanto en el alma? ¬ŅO es quiz√°s un efecto secundario del fin de semana, como una especie de s√≠ndrome de abstinencia?

Tampoco es que yo pase los fines de semana de juerga… La verdad, creo que cada vez menos gente de mi entorno sale los fines de semana –ah, la edad…–, pero las quejas sobre los lunes se mantienen. O sea, quiz√°s la culpa s√≠ que es de los lunes y no de los s√°bados ni de los domingos.

Tampoco parece que haya diferencias entre empleados por cuenta ajena y trabajadores por cuenta propia (aka. los autonómos, los héroes no reconocidos que mantienen este sistema económico a flote). A todo el mundo parece que los lunes le pesen.

(Suspiro) Me temo que el problema es otro… No es el lunes en s√≠… Solo es que el lunes es el s√≠ntoma m√°s extendido porque la mayor√≠a trabajamos de lunes a viernes, seguidos un paso por detr√°s por los que trabajan de lunes hasta la ma√Īana del s√°bado… Hay quien trabaja por turnos sin entender de d√≠as ni de festivos: los sanitarios, por ejemplo. He tenido cerca a unas cuantas enfermeras en mi vida… para ellas un s√°bado puede ser lo que un lunes para el resto de los mortales.

Est√°n de moda hoy en d√≠a dos cosas. La hiperproductividad promocionada por gur√ļes del emprendimiento y la priorizaci√≥n de la salud mental promocionada por gur√ļes del wellness. Ambos tienen en com√ļn que son s√≠ntomas de una sociedad totalmente disfuncional.

A ver, ¬Ņc√≥mo hago esto sin que me arrastren a ser la lesbiana trans de la Intellectual Dark Web? No quiero que cierto psic√≥logo canadiense me llame para su podcast deleznable… A ver, c√≥mo hago esto…

Ted Kaczynski ten√≠a raz√≥n… en parte. S√≠, el Unabomber. Su manifiesto Industrial Society and Its Future1 es demencial, pero s√≠ que fue sagaz en describir por qu√© la industrializaci√≥n nos afecta psicol√≥gicamente: porque nos roba de nuestro contacto con el resultado de nuestro trabajo. En una sociedad agr√≠cola o pre-industrial, la gente ve√≠a directamente el resultado de lo que estaban haciendo: un alfarero ve√≠a acumularse en su taller las vasijas que iba haciendo, una costurera ve√≠a y tocaba lo que creaba, el granjero acompa√Īaba todo la vida de sus animales y de sus plantas… Mientras que en nuestra sociedad (post-)industrial… ¬Ņcu√°ntos trabajamos en cosas tan abstractas que nos cuesta vincularnos con el resultado de lo que hacemos?

Por otro lado, hemos delegado tanto en superestructuras que nuestra supervivencia est√° atada a que funcionen cosas que jam√°s hemos visto ni nunca veremos en nuestras vidas. Por ejemplo, conservamos alimentos en una nevera, ¬Ņno? La energ√≠a que mantiene esa nevera a saber d√≥nde se est√° generando… O, por ejemplo, si tenemos dinero en el banco y queremos pagar con tarjeta en un comercio… dependemos de que la red de pagos funcione, de que los servidores del banco funcionen, etc. Mucha infraestructura f√≠sica que utilizamos depende del Estado, as√≠ que depende de que la poblaci√≥n pague los impuestos que debe y, encima, que los pol√≠ticos gestionen bien ese dinero para que llegue, por ejemplo, a la carretera que usamos todos los d√≠as o la recogida de basura o lo que sea…

Kaczynski entra a explicar c√≥mo eso obliga a la creaci√≥n de una burocracia y a la restricci√≥n de la libertad individual… que es un argumento interesante… porque da luces sobre la desilusi√≥n con la pol√≠tica, la sensaci√≥n de falta de sentido… y esto lo escribi√≥ en 1995, antes de que internet fuera ubicua, pero parece escrito ahora. Pero de ah√≠ a poner bombas en universidades hay un non sequitur importante, eso s√≠. Ted, eso no estuvo bien.

Yo creo que los “lunes” son un recordatorio un poco oscuro de que estamos viviendo sin un rumbo, en una sociedad bastante absurda de la que dependemos s√≠ o s√≠, en la que no sabemos ya lo que es el trabajo y, por tanto, tampoco sabemos lo que es el descanso… porque lo f√°cil es descansar haciendo como un negativo de lo que es el resto de la semana… Netflix and chill…

A ver, no quiero que volvamos a esto, pero antiguamente los festivos y los domingos estaban te√Īidos por la religi√≥n y, por tanto, eran actos comunitarios. Y no hace falta irse al siglo XIX para esto… Hasta hace bien poco –y todav√≠a hay quien lo mantiene– los domigos eran los d√≠as para comer con la familia. ¬ŅCu√°ntos pasamos los d√≠as de descanso “atomizados”, como m√°ximo con la compa√Ī√≠a de nuestra pareja… que tambi√©n est√° “hecha polvo”?

A quienes veo inmunes de todo esto es, justamente, a las personas que tienen un trabajo que ofrece ese contacto directo con el resultado… De hecho, los sanitarios suelen ser un buen ejemplo… otra vez. No importa cu√°ntas horas de guardia lleven encima o cu√°n duro puede ser a veces el trabajo –depende de la planta en la que trabajen, claro–, pero ninguno cambiar√≠a su trabajo por otro. No hace falta pensar en la enfermera de oncolog√≠a, con todo lo que eso implica… No s√©, a m√≠ me sorprende que a la dermat√≥loga que me hace la l√°ser le guste su trabajo.

No, las enfermeras que conozco no bailan de alegr√≠a cuando reciben la llamadita “¬ŅPuedes sustituir ma√Īana a tal?” a las 4 de la tarde de un viernes, pero hay vocaci√≥n.

Ay, la palabrita.

Vocaci√≥n es otra de esas palabras secuestrada por la Iglesia. “Tenemos una crisis de vocaciones”, suelen decir los obispos. Pues miren, Sus Excelent√≠simas y Reverend√≠simas tienen algo de raz√≥n, aunque barran para su lado, obviamente. Falta vocaci√≥n en general, pero… es que vamos tan de culo, que qui√©n tiene tiempo para la vocaci√≥n si hay que pagar facturas, acabamos de pasar por una pandemia global, tenemos una guerra en el este de Europa que amenaza con cortarnos la energ√≠a pero que ya nos afecta con una carest√≠a cuyo tope no se sabe cu√°l va a ser… Ven√≠amos de una crisis econ√≥mica… Somos la generaci√≥n que ve comprarse un piso como una tarea muy complicada si no imposible, que vemos dif√≠cil crecer…

Yo os lo puedo decir porque lo he vivido en carne propia: cuando tienes que preocuparte de lo inmediato, es imposible pensar mucho m√°s all√° del corto plazo. Hay grados, claro… pero creo que mucha gente nos sentimos atrapados hoy en d√≠a… y los lunes nos recuerdan eso.

Y ojo, nos puede gustar nuestro trabajo, pero nos podemos sentir atrapados igualmente… porque el ser humano tiene una maldita man√≠a de querer horizontes amplios en la vida.

No digo que sea imposible ampliar los horizontes, levantar techo m√°s altos y dar a nuestros esp√≠ritus una luz de que hay vida m√°s all√° de una rutina que sabemos que necesitamos para sobrevivir pero que tambi√©n sentimos que nos drena nuestras energ√≠as. ¬ŅEste blog qu√© es? Es una forma de darle salida a mi alma, en distintos temas… de distintas formas… alguien podr√≠a decir que es una distracci√≥n tonta que no llevar√° a nada y, la verdad, no espero que este blog me lleve a ser una escritora famosa, pero me da aire fresco, abre la ventana y, a veces seg√ļn el tema, alguien me dice que ha conectado con lo que he escrito.

Por eso muchos de los que me conocéis os dedicáis a la salsa y os hace tanto bien.2

Eso s√≠, s√© que soy una privilegiada que se puede poner a escribir… porque ahora no ando en modo supervivencia, aunque tampoco viva boyante y s√ļper c√≥moda… El miedo a no llegar a fin de mes todav√≠a lo tengo y veo con preocupaci√≥n lo que est√° pasando. Sin embargo, ahora tengo la libertad de explorar un poco ad√≥nde puedo llegar… y eso ha hecho que este lunes sea m√°s llevadero… para m√≠.

Ojal√° un mundo un poco m√°s lento, m√°s amable, en el que no tengamos que ser m√°quinas por un lado y estar agobiados por nuestra supervivencia a corto o mediano plazo… Y, en general, un mundo en el que el valor de cada uno lo midamos –entre todos, pero tambi√©n para con una misma– seg√ļn el simple hecho de ser humanos y… ya… sin agobios ni por dinero, ni por identidad, ni por lo que nos gusta hacer…

Un poco ut√≥pica –¬Ņqu√© me est√° pasando?–, pero, ¬Ņsab√©is qu√©?, de utop√≠as hemos creado cosas incre√≠bles. Sigamos so√Īando para hacer de nuestra vida una vida m√°s linda.


  1. No quiero sentirme sucia enlazando al texto. Buscadlo vosotros. Es demasiado f√°cil de encontrar. ↩︎

  2. Que yo lo gestionara mal y me hiciera da√Īo es otro tema. ↩︎