En el √ļltimo post, me llam√© a m√≠ misma “la peor mensajera” para transmitir un mensaje positivo sobre la sexualidad. Habiendo pasado ya unos d√≠as de la publicaci√≥n de ese texto, me he dado cuenta de que llamarme a m√≠ misma la peor mensajera es un maltrato injusto. ¬ŅC√≥mo la peor mensajera? ¬ŅPor qu√©? ¬ŅEn serio creo yo eso de m√≠?

¬ŅMe creo “la peor mensajera” para hablar de sexo, sexualidad, erotismo, etc., porque he tenido una historia muy complicada, de abusos, represi√≥n…? ¬ŅO es porque me cuestan ciertas cosas a√ļn? ¬ŅSolo las personas con “historias felices” o que est√°n “preparadas” tienen derecho a ser mensajeros? ¬ŅQui√©n est√° “preparada” y para qu√©, exactamente?

Ay, coraz√≥n… Abraza tu propia historia. Es la historia de una superviviente. Es la vida de una superviviente. Es hora de transformar el plomo en oro, nena.

Mira, algunas hemos pasado por cosas muy extremas que la mayoría no pasa. No quiero volver a relatar aquí nada; es cosa de leer textos pasados en este blog y sabréis de qué hablo. Hoy aquí no me apetece hacer más referencia que lo que ya he dicho hace unas líneas. Y no me apetece porque los detalles, en realidad, dan igual: lo que importa es que yo atesoro una experiencia enorme, pero enorme, que tiene un valor y que me ha protegido también y que me ha ayudado a ayudar a amigas cuando me han necesitado.

Hay ciertos relatos que la cultura se empe√Īa en esconder porque somos inc√≥modas, pero somos necesarias. Por haber vivido el dolor, la violencia y experiencias muy duras, chicas como yo hemos tenido que aprendido qu√© es amor de verdad primero desaprendiendo y luego comenzando de cero. Y, vale, no voy a romantizarlo porque es un proceso largo, pero creo que he tenido una oportunidad de oro para adentrarme en qu√© es el Eros, qu√© es la sexualidad, qu√© significa para m√≠ ser una mujer y lesbiana, por qu√© siento esto y lo otro, qu√© es consentimiento y qu√© no… Me he tenido que construir de muy abajo y… de acuerdo no ha sido bonito en muchos momentos… pero…

He desarrollado una sensibilidad que me gusta mucho. Ha sido por supervivencia, s√≠, pero eso no quita que sea bonita. Entonces, ¬Ņsoy “la peor mensajera”? Claro que no… Soy la mejor mensajera posible: soy mensajera de una vida muy rica, con much√≠simos matices, como los de un caleidoscopio.

Entonces, bueno, quiz√°s de momento todav√≠a me da un pel√≠n de yuyu flirtear o dejarme llevar por una experiencia er√≥tica con alguien, pero… es que el objetivo no es ese. El objetivo es alcanzar la comodidad con una misma… y ah√≠ creo que estoy muy, muy, muy bien… con detalles que corregir, h√°bitos de maltrato que me quedan –como el que he dicho al inicio y otros–, aprender a mirarme m√°s deseable en general –incluso hablando como candidata en ofertas de trabajo– y, al final, ir quit√°ndole el peso a la losa de que las experiencias traum√°ticas pasadas me definen rota, irremediablemente rota. Pues no, me definen como alguien que ha pasado un camino con experiencias que tienen un valor y que… si estoy aqu√≠, escribiendo estas l√≠neas, luchando cada d√≠a por no dejarme vencer por la desesperanza y por la herida… es porque todo eso hace parte de la fortaleza y la delicadeza que me definen…

Estos d√≠as han sido muy duros, pero tambi√©n de mucha introspecci√≥n y de sentarme a conversar con emociones muy complicadas… Por motivos que no viene al caso explicar aqu√≠, he dejado caer en picado mi vida de una manera que no supe ver venir. Y no es bonito. Te culpas. Te revuelves en “Tendr√≠a que haber hecho…” y la herida se aprovecha de esto para ganar m√°s y m√°s y m√°s poder… He llegado a sentir que hab√≠a retrocedido, cosa que nunca es verdad… Nunca se retrocede aunque lo parezca. Lo que no se puede negar es un sentimiento de p√©rdida, que es leg√≠timo, pero siempre y cuando no sea sentir que nos hemos perdido a nosotras mismas.

Yo ya no digo que no estoy preparada ni para hablar de sexualidad o para tener una relaci√≥n. De hecho, me he prometido que la pr√≥xima vez que alguien se acerque a m√≠ –que me guste, claro– y yo me sienta tambalearme, lo que propondr√© es un caf√© y hablar las cosas. Es lo mejor. Luego ya se ver√° qu√© sucede… pero ni fingir fortaleza si no la hay ni escapar corriendo tir√°ndome un misil contra m√≠ misma… Para hablar de sexualidad y estos temas, me he prometido poner en valor lo que ha sido mi vida. Tengo pendiente un texto sobre orientaci√≥n sexual, que es un tema sobre el que quiero hablar y en el que yo misma tuve que desmontar mitos, que no lo he ni escrito solo por… “es que t√ļ que vas a saber, si no tienes el t√≠tulo de sex√≥loga”… Oye, tengo el t√≠tulo de lesbiana que tuvo que hacer un proceso muy consciente de sentir su deseo para poder sentirse segura… No puedo hablar como profesional –a√ļn–, pero puedo hablar como alguien que ha vivido ciertos hechos y pasado por ciertas experiencias.

Tambi√©n ayuda mucho leer a personas que admiro y que sigo desnudar sus inseguridades. Yo lo agradezco porque me da una perspectiva realista de que, al final, se trata de c√≥mo gestionamos esas inseguridades y no de eliminarlas… Que todos cometemos errores, que nadie realmente “se las sabe todas”… esa humanidad es nuestra divinidad…

Es normal querer sentirse poderosa, dejar atr√°s todo lo malo como si no hubiese existido nunca y frustrarse cuando una se ve cayendo en situaciones de debilidad. Es normal en alguien como yo porque identificamos esa debilidad con el abuso sufrido… y creemos que solo siendo fuertes 24/7 vamos a protegernos… No, as√≠ petamos catastr√≥ficamente. Reconocerme vulnerable y que solo por ser humana siempre habr√° un grado de vulnerabilidad f√≠sica o emocional… eso es el camino… Y ese es el camino que abre las puertas a algo que quer√≠a dejar para el final.

Quienes me conocen saben que cuando recibo cari√Īo suelo estallar en llanto espont√°neamente. Me pas√≥ ayer mismo con unos amigos que han sido un apoyazo enorme estos d√≠as. Hasta ayer lo odiaba porque pensaba que me hac√≠a verme una dramas. Y os vais a re√≠r: este es uno de los frenos que me ha hecho evitar las relaciones sexuales… Yo s√© que en las primeras que tenga en el futuro voy a acabar llorando si me siento querida. Pues bien, yo no quiero traicionar m√°s mi vulnerabilidad: que venga la catarsis si debe venir… porque ser√° en un espacio seguro.

Para alguien que lo ha pasado mal, que le han mentido con qué significa el amor, descubrir el amor de verdad en todas sus formas y colores es un viaje apasionante y emocionante, digno de lágrimas de alegría, de liberación y de agradecimiento.

He hecho alquimia. El plomo comienza a brillar dorado en el vaso de precipitaci√≥n. Al final, nunca he dudado en las manos m√°gicas que una diosa y sacerdotisa como yo tiene por derecho divino. Gracias por acompa√Īarme en mis rituales, quien sea que eres que me lees.